El control de la planta donde se dañaron las vacunas contra el covid-19 será responsabilidad de Johnson & Johnson

La empresa millonaria Johnson & Johnson asumirá la responsabilidad de una planta de producción de Emergent BioSolutions que fue recientemente señalada por el daño irreparable que ocasionaron a 15 millones de dosis de vacunas para el covid-19. Esta medida extraordinaria fue dada el pasado domingo 06 de abril por The New York Times y fue decidida por el HHS (Departamento de Salud y Servicios Humanos) a causa de la polémica generada por los grandes errores cometidos en la sucursal de Baltimore.

De este modo, se ha tomado la medida de que el laboratorio ya no realice la producción de la vacuna proveniente de AstraZeneca por no ser legal su distribución en Norteamérica al no haber sido autorizada por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos). Al respecto, la compañía ha aumentado de forma significativa la cantidad de personal para las operaciones relacionadas al proceso de fabricación, calidad y técnicas implementadas por especialistas de la compañía. De este modo, incluyen líderes dedicados a estas funciones que cuentan con experiencia profesional en el área.

El sábado, Johnson & Johnson comunicó que asumen la completa responsabilidad para la fabricación del compuesto y que la vacuna será elaborada en las instalaciones de Emergent BioSolutions Inc. Bayview, donde ya se encuentran instalados los especialistas que realizarán el trabajo. En tanto, la farmacéutica indicó que la dosis distribuida habría estado cumpliendo con los estándares de calidad y la normativa de la compañía, siendo previsto que a finales de mayo podrán entregarse alrededor de 100 millones de dosis individuales.

Anteriormente, el error que desestimó la calidad de las millones de vacunas perdidas implicó que algunos ingredientes de las vacunas de AstraZeneca y Johnson & Johnson fueron mezclados. Actualmente, la compañía trabaja de forma constante para seguir trabajando estrechamente con la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. para obtener la autorización para el uso de emergencia de la Emergent Bayview.